BALCONEANDO / ¿PORQUÉ LO SOSTIENEN?

Por Alejandro Barañano

Muchos esperábamos un cambio en la política nacional para enfrentar la pandemia, o al menos en la oferta de la información que fuera más precisa y realista, pero nos quedaremos con un palmo de narices. Y es que si no se comienza por reconocerse que realmente faltan camas, médicos, enfermeras, equipos y medicamentos, además que hace tiempo estamos rebasados por lo que no hay esperanza.

Lo mismo ocurre con el discurso triunfalista sobre las vacunas para atajar al Coronavirus, pero decir a los mexicanos que la pandemia está bajo control y darnos confianza de que seremos inmunizados en el corto plazo es tanto como engañarnos a nosotros mismos, más aún si a todo lo anterior le añadimos la corrupción que impera en torno a la inoculación, pues la cosa se pone peor.

Esto viene a colación porque ahora se sabe que hay un faltante der una decena de vacunas Covid-19 en el Instituto Mexicano del Seguro Social de Baja California Sur, situación que es inaceptable a todas luces, sobre todo porque de nueva cuenta está involucrado en el escandalo José Luis Ahuja Navarro.

Por ello el todavía delegado del IMSS debe dar de inmediato una explicación a las autoridades federales sobre lo acontecido, y sobre todo dar la cara al gremio de médicos y enfermeras que están en la primera línea de batalla.

Además, hasta donde se sabe, ya que se presentó una denuncia en contra de su persona por ese faltante de diez vacunas, situación que queda claramente establecida mediante un gráfico donde se explica la entrega de 300 vacunas en Ciudad Constitución; 290 en Guerrero Negro y 535 en Cabo San Lucas, todas aplicadas en su totalidad, así como un traspaso de 100 a la Secretaría de Salud del lote europeo recibido.

Pero el meollo de todo esto es que para las Unidades Médicas de la ciudad de La Paz, de un total  de 915 vacunas se aplicaron 805 y 10 fueron marcadas como “perdidas por operatividad”, desatando así la conjetura de lo que pudo haber sucedido con esas inoculaciones restantes.

Ante ello un grupo de profesionales de la salud denunciaron –como lo han venido haciendo en reiteradas ocasiones- que el oriundo de Durango, o sea José Luis Ahuja Navarro, podría formar parte de tres hipótesis: Uno, que es un total incompetente. Dos, que esas vacunas “perdidas por operatividad” fueron inyectadas a familiares o amigos. Y tres, conociéndosele como se le conoce, por aquello que le gusta el dinero fácil, se pudieron haber vendido en el mercado negro a un costo promedio 100 mil pesos cada una. ¡Quihubole!

Ahora bien, ante cualquier de las anteriores suposiciones es totalmente inaceptable tanto legal, médica como moralmente su proceder, por lo que se debe de abrir de inmediato una investigación administrativa y judicial, esto sin dejar de lado las pesquisas que se han venido realizando sobre el asunto de la licitación nacional número AA-050GYR030-E180-2020, y con la cual se pretendía adquirir respiradores volumétricos para hacerle frente al Coronavirus; y donde el contrato “se cayó” por haber solicitado la dadiva de 3 millones de pesos por estampar su firma.

También no hay olvidar que son muchas las voces que pregonan que desde que llegó el galeno duranguense a Baja California Sur, los trabajadores han venido sufriendo un acoso laboral atroz y por ende terror y angustia, pues el mismo  José Luis Ahuja Navarro ha utilizado amenazas constantes de despido con el objetivo de traer desde su tierra natal a recomendados despreciando los valores sudcalifornianos existentes.

Finalmente, tampoco se debe pasar por alto las múltiples corruptelas en que se dice ha incurrido el todavía delegado del IMSS en Baja California Sur, pues pese a recibir un salario neto de 87 mil 998 pesos mensuales, el tipo no paga renta pues ocupa de a gratis la casa que se ubica en la calle Baja California entre Normal y Allende, esto en el lujoso fraccionamiento Perla de la ciudad de La Paz, misma  que cuenta con todos los servicios incluso una alberca para la sana diversión y esparcimiento de él y su familia.

Lo he dicho – de nueva cuenta- es tiempo que los miembros del Consejo Consultivo del Instituto Mexicano del Seguro Social soliciten de una vez por todas a la Secretaría de la Función Pública una investigación a fondo por todos los señalamientos que pesan sobre la humanidad de José Luis Ahuja Navarro, aunado a que poseen las facultades necesarias para solicitar a la par que el aún funcionario se separe del cargo en tanto se realizan las pesquisas hasta sus últimas consecuencias, ya que de no hacerlo podrían convertirse en sus cómplices derivado de la situación anómala que se vive al interior del IMSS en Baja California Sur; por lo que mejor quien esto escribe seguirá BALCONEANDO. . .

COMO EN BOTICA

  • REACTIVACIÓN TURÍSTICA

El gobernador CARLOS MENDOZA DAVIS participó en la instalación de la Mesa de Coordinación y Seguimiento de la Alianza Nacional Emergente por el Turismo, la cual busca la reactivación de esta actividad ante los efectos que ha dejado la pandemia por Covid-19, donde destacó que el diálogo y la suma de esfuerzos fortalecen a México.

En la reunión mencionada, se trataron temas en general, destacando la vacunación anticovid, la promoción del país en el extranjero como un destino seguro, el incremento de la conectividad aérea y el declarar al turismo como una actividad esencial.

•             SORPRESAS TE DA LA VIDA

Resulta que OMAR ZAVALA AGÚNDEZ dio el primer paso para alcanzar el proyecto que ha venido orquestando desde hace ya varios años, pues se registró –en tiempo y forma- como aspirante a la precandidatura a la PRESIDENCIA MUNICPAL DE LA PAZ, por lo que se pone en la antesala para ser el abanderado de MOVIMIENTO DE REGENERACIÓN NACIONAL para ello.

Y lo digo porque el EX DIPUTADO LOCAL cumplió sin ningún contratiempo con todos y cada uno de los requisitos que se marcan en la convocatoria del PARTIDO MAGENTA, convirtiéndose así en una de las cartas fuertes para competir y poder retener el gobierno de la capital del estado. . . ¡HE DICHO!