BALCONEANDO / ¡LUCHA SIN CUARTEL!

Por Alejandro Barañano

A mitad de la semana pasada, el secretario estatal de Salud, Víctor George Flores, mencionó que después de un incremento en el número de contagios por Covid, las hospitalizaciones y defunciones en la ciudad de La Paz y en el municipio de Los Cabos observan una tendencia a la baja, por lo que actualmente ambas regiones sudcalifornianas se encuentran en lo que se podría considerar una “meseta” de la pandemia.

Sin embargo no todo fueron buenas noticas, pues también indicó que los municipios de Loreto, Mulegé y sobre todo Comondú están mostrando aumento de casos, por lo que el Comité de Seguridad de Salud acordó mantener el nivel crítico de alertas sanitaria en todo el estado con las restricciones que ello conlleva, entre otras los aforos del 30 por ciento en hoteles, restaurantes y playas; suspensión de algunas actividades comerciales y recreativas.

Además y de acuerdo con la página oficial de Coronavirus del Gobierno del Estado, se tienen 2 mil 308 casos activos y mil 838 defunciones acumuladas; contándose solamente con 490 camas de hospital para pacientes con el padecimiento viral, de las cuales 365 están ocupadas.

Cierto es que hay grupos que están ejerciendo presión para retroceder al nivel donde habría una parálisis total de actividades en toda la media península, pero eso no serviría de nada –seguros estamos de ello– si no existe conciencia, educación y solidaridad ciudadana para frenar la pandemia que vivimos.

El mismo titular de Salud en Baja california Sur puso como ejemplo de lo antes dicho el caso de San Juanico, Comondú, donde hasta el momento hay 22 casos confirmados, 10 de ellos en el hospital y una defunción, a consecuencia de haber asistido a una fiesta popular donde los pobladores y vecinos no se cuidaron y evitaron por ende una aglomeraciones que en apariencia parecía “inofensiva”, y ahora se están pagando las consecuencias.

Por otra parte en la zona sur del estado, en las últimas tres semanas la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios ha realizado 21 visitas de inspección en instalaciones turísticas cabeñas derivado por los señalamientos de incumplimiento en los aforos permitidos, y la excusa por parte de los empresarios de la industria sin chimeneas fue que tenían contratos previos y pagados por los turistas, razón por lo cual se les entregó oficios con la recomendación de que traten de posponer las reservaciones ante la presencia de la “tercera ola” de la pandemia que se viene registrando. Punto final, pero el daño ya estaba hecho.

Sin embargo una herramienta primordial para tratar de mitigar el problema que se vive es la vacunación anticovid, y en ese rubro Víctor George Flores informó que la vacunación de la población de 18 años y más en el estadoal menos con una primera dosises del 57.8 por ciento, destacando un incremento del 11 por ciento durante la última semana en la aplicación de vacunas en el segmento que estaba rezagado en el rango de edad de 30 a 39 años.

En síntesis, ante esta lucha sin cuartel, el subdirector estatal de Epidemiología, Miguel Romero Calderón, precisó que Baja California Sur ocupa el segundo lugar nacional en la aplicación de pruebas para detectar el Covid-19 lo que repercute en la alta incidencia, y que la letalidad es la más baja de México con 4.45 por casos por cada 100 diagnósticos, pero de nada servirá si nosotros no respetamos los protocolos sanitarios que nos han impuesto las autoridades; por lo que mejor quien esto escribe seguirá BALCONEANDO. . .