BALCONEANDO / ¡LA EXHIBIDA!

Por Alejandro Barañano

 

Resulta que luego de la respuesta que el presidente de México le diera en la conferencia matutina del pasado viernes al corresponsal de un medio digital sudcaliforniano, quien le cuestionó sobre la poca observancia de las políticas de austeridad que hay en el Ayuntamiento de Los Cabos, la alcaldesa Jesús Armida Castro Guzmán sin ningún disimulo ni ápice de vergüenza reviró el bochornoso asunto en sus redes sociales.

Como se recordará a Andrés Manuel López Obrador se le hizo saber públicamente sobre la adquisición de una flotilla de 172 vehículos que se supone estarán en la modalidad de arrendamiento durante dos años y medio, y para lo cual se destinarán 123 millones de pesos, lo cual no corresponde para nada al espíritu de austeridad republicana que promueve quien es considerado hoy por hoy el líder moral del Movimiento de Regeneración Nacional.

Ante ello el Presidente de México le aclaró al reportero –y evidencia hay de ello- que “no deben rentarse vehículos de lujo ni se deben rentar flotillas de vehículos porque la política de austeridad es de estado e incluye a todos”. Fin del asunto y ya no había más que discutir.

Pero rauda a través de un video filmado en la parte exterior de Palacio Nacional, la controversial alcaldesa de Los Cabos que se hizo acompañar en este viaje de fin de semana por su director de Comunicación Social, Héctor Miranda, intentó justificar la adquisición de la flotilla de vehículos que se encuentran ya en suelo cabeño esto supuestamente para que sean usados por funcionarios de su administración, y cuya compra contradice totalmente lo expuesto por el presidente López Obrador quien pregona sin ton ni son austeridad a los gobiernos en cualquiera de sus tres niveles.

Con total desparpajo Jesús Armida sostuvo en el vídeo difundido ampliamente que es un gobierno austero; un gobierno que le pondrá un alto a la corrupción, ya que recibió una administración en quiebra, dijo frente a la lente de su zopenco esbirro de apellido Miranda.

Además insultando el intelecto de la sociedad, puntualizó que con la licitación para adquirir los vehículos en arrendamiento no se está endeudando al municipio, que al contrario, que está pagando la deuda que le dejaron; “no queremos tener pasivos, queremos hacerle frente a la deuda de manera responsable”, sostuvo quien alguna vez fue animadora infantil allá en Sinaloa.

Si ya el asunto de la flotilla de vehículos rentados se volvió todo un escándalo, pues ahora resulta que este será mayor ya que salió a la luz pública que un vehículo de marca similar e igual en blindaje a la camioneta Yukon que tanto quería Jesús Armida Castro Guzmán tiene un menor precio que lo que pretendía pagar el Ayuntamiento de Los Cabos por ella.

Y aunque haya quienes lo quieran negar, la mujer venida desde tierras del otro lado del Mar de Cortes tenía la intención de adquirir una camioneta blindada, -supuestamente a recomendación de su director de Seguridad Pública- que había sido cotizada en la licitación LA803008998E012019 al doble de su precio real en el mercado.

Si así como lo lee, el precio de la SUV Yukon con blindaje nivel III que le sería arrendada a Jesús Armida Castro Guzmán en 3 millones 858 mil 796 pesos; pero en una bien sustentada investigación realizada por el compañero periodista Antonio Cervantes, resulta que en verdad cuesta un millón 999 mil pesos; es decir, demostrando que la alcaldesa tenía la firme intención de arrendar este vehículo de lujo con un sobreprecio de un millón 800 mil pesos de más. ¡Quihubole con la señora!

Si este chanchullo descubierto fue en un solo vehículo: ¿Se imagina lo que habrá oculto –en pesos y centavos- en el parque vehicular que la misma compañía le ofreció, y por el que ahora deberá de pagar 124 millones de pesos?

Ahora sólo queda esperar a qué dependencias se entregarán los vehículos que ya se encuentran estacionados en Los Cabos o, y si de aprobarse la Ley de Austeridad, Jesús Armida tendrá el valor –por aquello de los cochupos- de regresar la ya famosa flotilla de autos; por lo que quien esto escribe mejor seguirá BALCONEANDO. . .