BALCONEANDO / ¿HOMBRE FUERTE?

Por Alejandro Barañano

Por cómo se desarrollan las cosas en torno a la persona de Víctor Manuel Castro Cosío, se percibe que ya está totalmente desfasado y que no tiene capacidad para calentar ningún espacio, o bien, que le queda demasiado grande el lugar donde se sienta. Sin embargo, y a pesar de ello, no es ajeno a las turbulencias mediáticas y al “recio golpeteo” que sufre desde el interior de Morena, y que de seguir así no dejará a ningún títere con cabeza.

Todo esto es por el arcaico estilo que posee el maestro de secundaria de querer buscar siempre armar “guerritas” poniendo a supuestos generales que dice tener al frente del combate, y por ello muy rara vez pelea cuerpo a cuerpo como debiera ser; aunque claro, saborea siempre portar sobre su abultado vientre los ostentosos galardones que asegura obtiene por las supuestas luchas en las que participa.

Su estrategia –sí es que realmente la tiene– no solo está mal planeada sino que incluso está hasta mal dirigida; pues no es abriendo frentes irreconciliables como se construirá la unidad y mucho menos alentado divisiones y poniendo zancadillas entre sus propios correligionarios. Pero así es “El Puchas” y ni cómo ayudarlo.

Tan rústico es su estilo de operar que nunca aprendió a “tejer finito” ni con la sensibilidad y el olfato que exige realmente la política, por lo que su presencia es impermisible, su discurso acartonado y su imagen muy diluida y totalmente desdibujada.

Por otra parte los armisticios que ha orquestado con Narciso Agúndez Montaño y Alfredo Porras Domínguez –estas entre muchos otros– no son propiamente los que se ocupan para maniobrar rumbo a un puerto seguro, pues “El Puchas” desintegra todo lo que toca –como es su costumbre- por sus malas decisiones.

Así –presumiendo sin recato ni pudor alguno-  arma acuerdos de dulce, chile y manteca tanto con panistas, priístas, perredistas, panalistas y hasta con uno que otro verde ecologistas, pero ninguna de ellas con definición política ni ideológica, sino solamente por el mero pragmatismo, producto por la descarnada lucha por el poder y sin darse cuenta que está corriendo el riesgo de ser rebasado por la derecha o por la izquierda, tal y como se aprecia sucederá con la que tiene con Alfredo Porras Domínguez y donde el “ganón” seguramente será el actual legislador federal emanado del Partido del Trabajo.

Si fuera Víctor Manuel Castro Cosío realmente un hombre de izquierda –como asegura y presume- su proceder sería totalmente diferente, pues hasta ahora solo está mostrando que no tiene capacidad para aprender ni entender el viejo oficio de la política, pues su terquedad al momento de conducirse es la misma que ha sostenido desde hace más de veinte años, y eso ya no funciona ni impresiona a nadie salvo a sus muy contados seguidores que aún lo vitorean.

En suma, al encargado de los Programas Federales del Gobierno de México le urge que lo conduzcan mejor, que le abran los ojos, que lo reorienten, que le sumen y que no le resten, que actualice su discurso, que voltee para ambos lados. En síntesis que lo apoyen a ser y no solo a que parezca, pues solo así podrá ver la luz al otro lado del túnel en que está metido ; por lo que mejor quien esto escribe seguirá BALCONEANDO. . .

COMO EN BOTICA

Dentro del marco en la visita de trabajo que el mandatario estatal CARLOS MENDOZA DAVIS realiza por Madrid, España, acudió a una cena ofrecida por el monarca español FELIPE VI, esto a propósito del 40 aniversario de la FERIA INTERNACIONAL DE TURISMO, encuentro al que también acudieron líderes de otros países y en el que se abordaron temas relacionados a la industria turística a nivel mundial. . . El jefe de la Oficina de Planeación, Evaluación y Promoción de Políticas Públicas, JOEL ÁVILA AGUILAR, tomó protesta a JUAN CARLOS GONZÁLEZ BAREÑO al cargo de Coordinador de Asesores de la Oficina del Ejecutivo, esto como parte de las estrategias estatales que buscan fortalecer el servicio y las políticas públicas a favor de Baja California Sur. . . Dicen los que saben, que hay una corriente muy fuerte en favor de que VÍCTOR MANUEL CASTRO COSÍO ni siquiera sea candidato a gobernador en el 2021, tan así que sus elocuentes disque coordinadores de campaña lo saben, por lo que una vez que se definan los esquemas de participación propios del MOVIMIENTO DE REGENERACIÓN NACIONAL la situación quedará más que clara. . . Y bajo ese contexto sus pocos amigos y muchos compadres enquistados en su primer círculo le plantean ya que se regrese a la CÁMARA ALTA DEL CONGRESO DE LA UNIÓN para culminar su disque carrera política de manera un poco más decorosa en el 2024. . . ¡HE DICHO!