BALCONEANDO / EMBUSTES Y PATRAÑAS

Por Alejandro Barañano

Está demostrado que el detestado dirigente del Movimiento de Regeneración Nacional en la entidad, el acapulqueño Alberto Arnoldo Rentería Santana, se ha manejado siempre como una persona falsa que tergiversa, miente, manipula, finge y omite con actitud hipócrita la verdad.

Además, otra característica muy de su persona, es que realiza actos ilegales con total descaro y sin ocultar ni sentir vergüenza por ello, más aun cuando quiere ver la paja en el ojo ajeno y no tiene capacidad intelectual para distinguir la tremenda viga que trae en el suyo.

Lo digo, porque ahora –para congraciarse con quienes ha traicionado- se puso a vociferar que está consultando a la ciudadanía para establecer una democracia participativa, y asegurando además que sus adversarios políticos le apuesta a la imposición, al recurso legaloide y al autoritarismo. Nada más falso que eso.

Una prueba de su torpe y obtuso actuar fue cuando aseguró que el convenio de coalición que está gestando a favor de la horda que encabeza Víctor Castro Cosío y el Clan de los Agúndez está muy claro, pues a decir del ex mesero ahí están establecidos los mecanismos de selección de candidatos, y que en el caso de Morena todo el mundo sabe que es mediante encuesta.

Sin embargo la alcaldesa de Los Cabos, Armida de Jesús Castro Guzmán, tiene otra lectura, tan así que impugnó ante el Tribunal Estatal Electoral el acuerdo de coalición que sostiene Morena con el Partido del Trabajo, ya que este vulnera sus derechos político electorales ante su pretensión de buscar la elección consecutiva.

Tan es cierto esto antes comentado, que interpuso medidas legales para la protección de los derechos político electorales del ciudadano en contra de la resolución del Consejo General del Instituto Estatal Electoral respecto a la solicitud de registro del convenio de coalición total presentada por Morena y el PT, -identificada con el numeral IEEBCS-CG001-Enero2021 de fecha 2 de enero pasado- en la que se determina que la candidatura de Los Cabos corresponde al grupo que regentea el tristemente recordado Narciso Agúndez Montaño.

Hace un par de días en una conferencia de prensa, Armida Castro Guzmán recordó ante un nutrido grupo de reporteros que la acompañó, que en 2018 el único municipio de Baja California Sur donde no hubo coalición entre ambos partidos fue en Los Cabos, esto porque el Partido del Trabajo no le apostaba a las mujeres, y pese a ello ganó de forma contundente la hoy alcaldesa.

Luego entonces queda claro que la edil cabeña representa hoy por hoy a las mujeres que son violentadas en sus derechos políticos, razón por lo cual no acepta bajo ningún motivo que se reúnan unos cuantos mequetrefes y determinen – de manera gandalla- que la candidatura a la alcaldía de Los Cabos sea para el PT y más aún, postulado a un hombre.

En las últimas semanas se ha venido hablando aquí y allá de una supuesta coalición entre Morena y el PT, pero nadie, absolutamente nadie ha dicho quien resolvió eso, quien firmó, quién dijo que va hombre en Los Cabos y por qué.

El asunto va tan en serio que la impugnación presentada en contra del acuerdo de coalición entre las hordas de “El Puchas” y el nativo de Santa Anita ya se presentó ante el Tribunal Estatal Electoral, así como también un documento adicional de inconformidad firmado por tres mil militantes y simpatizantes del Movimiento de Regeneración Nacional ante la dirigencia nacional que encabeza Mario Delgado.

Y es que en el recurso de impugnación presentando por Armida Castro Guzmán se puede advertir que el Consejo General del Instituto Estatal Electoral tenía pleno conocimiento de su intención de reelegirse, ello porque lo entregó el 18 de diciembre pasado, o sea una semana antes de que se presentara el dichoso convenio entre Morena y el PT, por lo que es un hecho que aún y con los embustes y patrañas del ex mesero acapulqueño la autoridad le dará la razón a la alcaldesa del municipio austral; por lo que mejor quien esto escribe seguirá BALCONEANDO. . .