BALCONEANDO / ¡BIEN POSICIONADO!

Por Alejandro Barañano

En la actualidad la figura del candidato de la Alianza “Unidos Contigo” a la Presidencia Municipal de La Paz, Ricardo Barroso Agramont, está tomando gran fuerza y su capital político se basa por el trabajo que ha mantenido cotidianamente con el ciudadano.

Otro factor que influye que el aspirante aliancista se posicione como está sucediendo, es su vasta experiencia política que posee, pues cabe recordar que fue Senador de la República, candidato a gobernador en el año 2011 y 2015,  y que también ha recibido diversas encomiendas por parte de su partido fuera de la entidad como fue ser delegado del Comité Ejecutivo Nacional en Sinaloa y Sonora, respectivamente; pero aun con ello siempre se ha mantenido en el pandero político de Baja California Sur, situación que lo sitúa en la antesala de la victoria en el proyecto que se ha propuesto, por lo que cada vez son más las voces que dicen: “Yo si le entro”.

La lectura política y el escenario que se está dando sobre todo en la ciudad capital, son propicios para la Alianza “Unidos Contigo”, razón por lo cual se consolida bajo el claro objetivo de retener la gubernatura y los espacios de poder tal y como lo son la alcaldía y las posiciones inmersas en el Congreso del Estado.

Tan es cierto esto último, que las últimas mediciones realizadas por diversas empresas especializadas en estudios demoscópicos demuestran –claramente- que en el rubro sobre la intención del voto el favorito es Ricardo Barroso Agramont.

Por ello el priísta anda activo en temas de organización y en la parte legal correspondiente a su abanderamiento, esto sin dejar de lado los acercamientos con los integrantes de los otros partidos que formarán parte de su plantilla edilicia, además de dialogar y acordar con organizaciones de la Iniciativa Privada y con las bases sociales que, al final de cuentas son quienes le ayudarán en la obtención del objetivo trazado.

Los sombríos e infaustos agoreros que vaticinaban la caída de la Alianza “Unidos Contigo” fallaron rotundamente, y de hecho las cifras en cuanto a simpatías y obviamente intención del voto han ido a la alza, razón por lo cual los aspectos negativos que describían los burdos oponentes de Ricardo Barroso no se reflejan en las encuestas, ni por ningún otro lado.

Además su estrategia de convertirse en un alcalde que realmente resuelva los problemas con visión de crecimiento, desarrollo económico y social, ha marcado una amplia brecha entre quienes competirán en contra de él, pues estos últimos solo le han dado la espalda a los emprendedores, a la gente del campo y a los pescadores paceños, lo cual –obviamente- pagarán con una cara factura el próximo domingo 6 de junio.

Finalmente en el marco de su registro como candidato del Partido Revolucionario Institucional a la alcaldía de La Paz, Ricardo Barroso Agramont se comprometió hacer suya la “Agenda por las Mujeres”, y además aseguró que durante su gestión habrá mejores espacios para ellas en la toma de decisiones gubernamentales.

Ahí Ricardo Barroso firmó tres compromisos. Uno, paridad en todo, o sea integrar equipos paritarios incluyendo a las mujeres en encomiendas estratégicas y de toma de decisiones. Dos, un 3 de 3 en contra de la violencia en razón de género para prevenir, combatir y sancionar la violencia contra las mujeres. Y tres, aplicación de tolerancia cero a la violencia en contra de las mujeres, esto en cualquiera de sus modalidades y tipos impulsando con ello políticas públicas efectivas para prevenirla, combatirla y sancionarla. Eso es querer hacer bien las cosas y el priísta lo está demostrando, mientras que los demás buscan simplemente generar bulla para hacer la gallina suya sin importarles el pueblo y sus problemas; por lo que mejor quien esto escribe seguirá BALCONEANDO. . .