BALCONEANDO / CONAGUA: ¡BAJO INVESTIGACIÓN!

Por Alejandro Barañano

Tras las denuncias de acoso sexual que se han dado en las oficinas centrales de la COMISIÓN NACIONAL DEL AGUA en Baja California Sur, se anunció que se inició una investigación para sancionar dicha conducta.

Y es que se confirmó, que efectivamente, se han recibido una serie de denuncias sobre presuntos ACTOS DE ACOSO Y HOSTIGAMIENTO en perjuicio de un grupo de trabajadores de esa institución, por lo que supuestamente existe un compromiso con el principio de “cero tolerancia a la violencia de género”.

Asimismo, ha manifestó que se defenderá el derecho de las trabajadoras a desempeñarse en un ambiente laboral libre de exclusión, discriminación y violencia de cualquier tipo, y que por ello se han iniciado una serie de acciones para prevenir, atender y sancionar cualquier conducta de este tipo en coordinación con el COMITÉ DE ÉTICA y, en su caso con el ÓRGANO INTERNO DE CONTROL.

Sin embargo mientras se realizan las investigaciones correspondientes y se emiten resoluciones al respecto, la persona señalada como responsable de estas “CONDUCTAS INDEBIDAS” simplemente fue reubicada a un área de trabajo distinta para así –según dijeron– brindarles seguridad a las trabajadoras. ¡QUIHÚBOLE!

Ante todo este embrollo, la delegada de Programas del Bienestar y representante del Gobierno Federal en la entidad, YANSSEN WEICHSELBAUM, ratificó que seguirán las investigaciones hasta que se esclarezca totalmente el asunto y se castiguen estas nocivas conductas, y que de comprobarse esto caerá todo el peso de la ley sobre la persona que es señalada como acosador.

Además añadió la misma funcionaria federal, que el tema se llevó incluso a la MESA ESTATAL DE SEGURIDAD para darle seguimiento y con ello generar certeza en que se investigará y se protegerá a las trabajadoras hostigadas, esto y a pesar de que ya se manifestaron en las oficinas de la COMISIÓN NACIONAL DEL AGUA en La Paz acusando de forma reiterada el ACOSO SEXUAL al que han sido objeto, ello sin que jefes y ni directivos hayan atendido las denuncias presentadas.

Y no hay que buscarle “tres pies al gato”, pues la LEY FEDERAL DEL TRABAJO en su Artículo 3 Bis define el hostigamiento como el ejercicio del poder en una relación de subordinación real de la víctima frente al agresor en el ámbito laboral, que se expresa en conductas verbales, físicas o ambas ; y al ACOSO SEXUAL como una forma de violencia en la que, si bien no existe la subordinación, hay un ejercicio abusivo del poder que conlleva a un estado de indefensión y de riesgo para la víctima, independientemente de que se realice en uno o varios eventos.

Además el ARTÍCULO 47 de dicha ley establece claramente como causal de rescisión de la relación de trabajo sin responsabilidad para el patrón, el que un trabajador cometa ACTOS INMORALES o de HOSTIGAMIENTO O ACOSO SEXUAL contra cualquier persona en el establecimiento o lugar de trabajo.

Así que no ocupan muchos bules para nadar y tomar una decisión, pues la ley es la ley y debe aplicarse. ¿O ACASO ME EQUIVOCO?; por lo que mientras quien esto escribe mejor seguirá BALCONEANDO. . .