COLECTIVO PERICÚ

Este octubre de 2016 Colectivo Pericú cumple 7 años de vida cibernética y de ser el portal más visitado en BCS. Lo que empezó como un blog en donde se recibían quejas ciudadanas para darles seguimiento, se convirtió en el órgano de información más eficiente que ha existido en Baja California Sur. Con la inmediatez que proporciona internet, Colectivo Pericú ha sido la fuente de información de los asuntos más urgentes en la Baja california Sur. El lector de Colectivo sabe que eso que acaba de pasar en cualquier rincón del Estado, el incendio de la casa, la balacera en el restaurant de mariscos, la explosión del tanque de gas, la detención de tal o cual malandro, la renuncia del funcionario, lo encontrará sin duda en el blog que dirigen Cuauhtémoc Morgan, periodista de cepa y Hermelinda Vargas, activista, ecologista, ambos, pareja en la vida real, son el alma de Colectivo Pericú que nace en octubre de 2009.

Da la impresión que Colectivo –por el nombre- trataba de ser una fuente de protesta ciudadana, que pronto creció mediante el empuje del propio público que, más que quejarse, informaba sobre lo que pasa aquí y allá, que luego, gracias al “gusanito” del periodismo de Vargas y Morgan, Colectivo Pericú se fue convirtiendo en un órgano informativo más que en una organización ciudadana. Esa formación periodística de sus dirigentes, en el caso de Cuauhtémoc viene de familia, no podía ser de otra manera, los trabajos periodísticos de Morgan son de primera, entre ellos una estupenda historia del periodismo en BCS, un reportaje memorable acerca del Hotel California de Todos Santos y su relación con “Hotel California”, la emblemática rola de Eagles.

Uno de los éxitos de Colectivo Pericú, sin duda, son los comentarios del público lector cubierto por el anonimato, que se publican sin censura, sin corrección, sin filtros, donde se pueden leer comentarios en un espectro tan amplio que pueden ir de los más majaderos e irresponsables hasta algunos inteligentes y reveladores y así ha mantenido la tónica, entre el morbo del comentario chismoso, difamador, mala leche y la posibilidad de participaciones profundas, esclarecedoras. Controvertida y criticable la relación con comentaristas anónimos con apodos realmente ingeniosos y palabras subidas de color, para muchos un libertinaje que habría que moderar, para otros, es la viva imagen del comentario genuino del pueblo y no tiene por qué cambiar. Desde que Colectivo Pericú inició su andadura, los comentarios libres han sido parte de su éxito.

Posteriormente se agregaron algunos de los editorialistas y columnistas más leídos de Baja California Sur, el caso de Víctor Octavio García, de Federico Riestra, Antonio Ceja, Juan Carlos Méndez y otros, además de trabajo reporteril experimentado como el de Max Rodríguez y Pérez Morato, todos ellos, en ocasiones, víctimas de las furias de los comentaristas habituales de Colectivo Pericú que suelen ser bravos contra los periodistas a quienes no bajan -tiro por viaje- de  chayoteros, vendidos, etc. Por lo tanto, Colectivo Pericú se ha convertido en una trinchera de dimes y diretes libre hasta el rechazo por las buenas conciencias y gozosa para el lector mente abierta y desmadroso.

Otro aspecto quizás más controvertido ha sido la declaratoria partidista de Cuauhtémoc Morgan.  Sin necesidad, sin presiones de ningún tipo –supongo- Morgan ha declarado que su tendencia política pertenece al PAN, que es un militante de larga data en el partido azul y mantiene, contra todo, sus convicciones de panista tradicional. Un aspecto que bien pudo habérselo callado, pues se prejucia la información, se adjudican propensiones y hasta se justifican algunas fobias y querencias que aparecen en Colectivo Pericú. Aun así, con lo bravos que suelen ser los lectores y comentaristas anónimos de Colectivo Pericú, han respetado la directriz política de su director y muy pocas veces echan en cara, en esa multiplicidad y surtido inclemente de opiniones que suscitan artículos editoriales y reportajes que aparecen en el portal.

Es todo un fenómeno digno de estudio la cantidad de gente que se informa mediante el Colectivo Pericú que desde sus inicios brinda información rápida, algunas veces más expedita, veraz y exacta que los mismos boletines oficiales. Así sucedió el año 2014 y parte del 2015 con las balaceras que se sucedieron en el municipio de La Paz, a veces, antes que los propios peritos y criminólogos que hacían el trabajo de aislamiento del hecho criminal, recolección de pruebas y autopsias, el Colectivo ya tenía un primer acercamiento, minutos después, con datos que aun los organismos oficiales no tenían.

Un ejemplo de la utilización de la información rápida y eficaz, que es, sin duda, el gran éxito de Colectivo Pericú, además de las controvertidas opiniones sin restricciones que tiene en su participación del público. Un portal que se ha hecho necesario y se ha convertido en el estándar de oro del periodismo sudcaliforniano. Larga vida a Colectivo Pericú.