Plebiscitos

  • ¿En riesgo?

Después de leer algunas disparatadas declaraciones sobre el tema de los plebiscitos de algunos de los nuevos alcaldes quieren eliminar –por “costosos”, dicen–, vale la pena recordar que la restitución del plebiscito en BCS no fue por capricho, ni por obra y gracia del Espíritu Santo, sino producto de una necesidad largamente padecida en torno de una mayor participación y de representatividad política que por años demandaron habitantes de las zonas más apartadas y marginadas del estado (medio rural) y que el entonces gobernador del estado, Alberto Alvarado Arámburo, hizo suya y tras presentar una iniciativa de reforma a la ley orgánica municipal ante el congreso del estado el 3 de diciembre de 1980, se modifican los incisos A, B y C del Artículo 27 de la ley orgánica municipal, que dejan sin efectos las facultades discrecionales que tenían hasta ese entonces los Ayuntamientos (presidentes municipales) de nombrar directamente a los Delegados Municipales. Con las modificaciones a la ley orgánica municipal presentada por el entonces gobernador Alberto Alvarado Arámburo en 1980, se instituye en la ley orgánica municipal la forma denominada plebiscito, a través del cual se habría de elegir por voto libre y popular a la autoridad delegacional.

 

De manera que referirse a los plebiscitos que algunos de los nuevos alcaldes no tienen ni idea tienen de que se trata, para que sirve y que es lo que significa, y que ahora pretenden “eliminar” al amparo de una decisión administrativa autoritaria, insensible, apolítica y retrograda, por el solo hecho de que son muy “costosos”, dicen. (130 o 150 mil pesos supuesta costaría organizar el proceso plebiscitario) y que a la luz de las campañas de linchamientos políticos que encabezan en contra de sus antecesores, ahora resulta que no son factibles de llevarse a cabo. La cuestión no estriba en que quieran o no realizar las jornadas plebiscitarias para elegir a los nuevos delegados municipales, sino acatar la ley, ceñirse a lo que dicta la ley orgánica municipal vigente, de lo contrario tendrán que pasar por la “aduana” del Congreso local enviando una iniciativa de ley que modifique la ley orgánica municipal modificada en 1980, a fin de que se restituya la facultad discrecional que tenían los alcaldes hasta antes de diciembre de 1980, de nombrar directa y arbitrariamente a los delegados municipales. ¡Linda cosa!.

 

Ahora sí que como los cangrejos, pa’ trás, y pa’ tras, si se le niega el derechos a miles de sudcalifornianos de elegir libremente a sus autoridades, significaría un retroceso en nuestra incipiente e inacabada vida democrática. Por más “costosas” que resulten las jornadas plebiscitarias como alegan en descargo algunos ediles, eliminar la figura del plebiscito a la larga resultaría contraproducente no solo porque coartaría un derecho que mandata la ley, un derecho que no es por caprichos ni por ocurrencias, sino que nace de una justa aspiración ciudadana de elegir libremente a sus autoridades y que la necesidad de una mayor participación política le dio forma y contenido; de apertura democrática, de inclusión y tolerancia surgida de la necesidad de una mayor participación política, en solo hecho de pensar en la eliminación de la figura plebiscitaria resulta inaceptable, un retroceso y un despropósito en si mismo. Ahora, si el verdadero propósito que se esconde detrás de las disparatadas declaraciones es desmontar todo lo que se hizo durante los gobiernos emanados del PRI; instituciones, eliminar el sistema de usos y costumbres de las comunidades rurales, en suma desaparecer todo el andamiaje legal y jurídico en el que se sustenta el sistema jurídico que rige y norma la vida política, social, económica y cultural del estado, la constitución misma del estado que retoma muchas de las demandas más sentidas de los sudcalifornianos, sencillamente que se sienten a redactar una nueva constitución, convoquen a nuevas elecciones, funden un nuevo partido político, establezcan nuevas reglas del juego y de paso forjen y construyan un nuevo estado porque éste esta forjado y construido a imagen y semejanza del PRI; total, han hecho lo que les ha pegado su regalada gana, que más da. ¿Así como pues?.

 

Para cualquier comentario, duda o aclaración, diríjase a abcdario_@hotmail.com

 

SOBRE EL CABRESTO

 

Carlos Rochín Álvarez, Jefe de la Oficina del Ejecutivo, al hablar en nombre de os tres poder en la sesión solemne de Congreso ayer donde se celebró el XLI Aniversario de la conversión de territorio en estado, sostuvo: “Nos hemos transformado en un Estado de puertas abiertas para todo aquel que desea hacer sus sueños realidad. Vivimos en una tierra en la que no hay lugar para la discriminación, la intolerancia y el sectarismo”, ante los titulares de los tres poderes encabezados por el Gobernador del Estado, Carlos Mendoza Davis…Por su parte, Aníbal Angulo, al hablar en nombre de la sociedad civil, expreso, “que la sudcalifornidad no se comprueba con actas de nacimiento, o bien comiendo cerros de tortillas de harina con machaca o escuchando hasta el cansancio “La Paz, puerto de ilusión”, La sudcalifornidad es un titulo que se hereda. Es una actitud que se asume día con día, dijo…..En los Cabos, Alberto González Rivera, Secretario General del Ayuntamiento de Los Cabos, fue el orador oficial donde se recordó la memorable fecha de la conversión de territorio en estado de BCS…..El senador Ricardo Barroso, presento ante el Grupo Parlamentario del PRI en el Senado de la República, un punto de acuerdo en el que se exhorta a la Secretaria de Economía y a la Semarnat, a cancelar, revocar y en su caso, negar cualquier permiso o solicitud que pretendan realizar explotación de minas a cielo abierto en lo que llamó “el pulmón de nuestro estado”, es decir, en la zona de amortiguamiento de la reserva de la biosfera de la Sierra de la Laguna, y reitero que siempre esa ha sido su postura…..Salud.