La farsa de Isidro * ¿Pagó o no el agua?

Cuando ABCdario reveló -8 de Feb., de 2017- que el “segundo de a bordo” de Armando Martínez Vega, contaba con una toma de agua “clandestina” conectada al acueducto de “El Mauto” en San Pedro, (trabajada con personal afín a su aliado, Maximino Iglesias Caro, quien ese tiempo le “pedía” desesperadamente la cabeza de Héctor García, titular de SAPA La Paz), inmediatamente contrató el servicio y cubrió un mes de consumo; 105.72 pesos; hasta allí el caso aparentaba estar bajo control y fuera de duda, ¡ah! pero la cosa no paraba allí ni era tan insignificante como se veía a simple vista; la toma de agua que abastece su rancho (granja) en San Pedro, fue conectada del acueducto clandestinamente, y abusivamente la registró varios meses después de usufructuar el servicio como toma de agua para uso doméstico para cubrir una cuota mínima de 105.72 pesos, cuando el consumo es mucho más que el de una toma de agua domestica porque abastece un rancho o granja de 40 hectáreas.

500 matas de mango regadas con agua potable y darle de beber a un importante hato de borregos para cubrir solo 105.72 pesos al mes; de acuerdo a cálculos del sistema –SAPA La Paz– en poder de este espacio, Isidro Ibarra, omitió pagar deliberadamente –fiel a su estilo– por la ampliación de la red para conexión del servicio 168,771. 68 pesos más derechos de conexión 154,112. 94 pesos, en total 331, 077. 26 pesos, de los cuales solo cubrió 2,490.70 pesos que amparan los contratos de tomas de agua para uso doméstico números 614 y 624 a nombre de Nazira López González.

El rancho o granja ubicada sobre la brecha a “Las Coras” llamada “Eco granja Neisi”, representa una de las expresiones más acabadas de los enormes privilegios y canonjías que usufructúo a su paso por el Ayuntamiento de La Paz, donde logró conformar dos ranchos más; uno en el Centenario y otro en Todos Santos, todos ellos de dudoso origen; hoy, a cuatro días de su destitución y tras las “filtraciones” hechas por él como si no trajera la cola enlodada, el ex “segundo de a bordo” de Armando Martínez Vega parece olvidar estos pequeños e insignificantes” antecedentes que le otorgan carácter de “extraditable” ante el gobierno de la ciudad y no de “chivo expiatorio” como se autoproclama.

De maneras que los actos de “desdoblamientos” hechos por él pasado fin de semana en aras de “aligerar” la pesada loza que cayó sobre sus espaldas la tarde del viernes pasado cuando fue “destituido” por el Cabildo por falta de probidad, suenan huecos y sin ninguna credibilidad, precisamente porque su “salida” se dio por los fuertes desencuentros con el alcalde derivados por el mal manejo y contradecir la posición oficial en torno a la concesión del alumbrado público de la ciudad. ¿O acaso también ya se le olvidó?.

Y hay mucho más que contar que, cosa curiosa, al ex “segundo de  abordo”  de Armando Martínez Vega, parece habérsele olvidado filtrar en el seno de sus arengas mediáticas de los últimos cuatro días, donde defenestrado y destituido por el Cabildo pasó a convertirse en algo así como “testigo protegido” de algunos medios de comunicación que gustan del amarillismo.

El tema púes de la toma de agua no es un asunto menor ni tampoco es un caso finiquitado, al contrario es uno de los pendientes que le dan puntual seguimiento en SAPA La Paz, dado que andan “volando” más de 300 mil pesos y que son absolutamente cobrables sí el titular de SAPA se apega a la ley, y si “checa” cómo están los otros dos ranchos de El Centenario y Todos Santos, que muy probable anden por las mismas y si les cobra chance y le alcance para pagar la nómina del mes de mayo. ¡Qué tal!.

Para cualquier comentario, duda o aclaración, diríjase a [email protected]

 

Ver anexos.

 

Entrada a la Eco Granja Neisi

 

 

 

 

 

 

Cálculos de Sapa La Paz, de lo que “omitió” pagar Isidro Ibarra, por su toma de agua para uso “doméstico” en San Pedro