IERT : Sin cambios ni voluntad

El saldo de los problemas acumulados generados por Jesús Taylor al frente del Instituto Estatal de Radio y Televisión, son exactamente los mismos de hace unas semanas cuando tocamos el tema, más no así el crecido número de víctimas que ha cobrado la guerra intestina emprendida en contra del personal que sobreviven en ese fenomenal campo de batalla laboral que sigue cubierto de minas colocadas estratégicamente para aniquilarlos, ahora montados en una estrategia que envidiaría el mismo Napoleón o Hitler: Este estratega se ha pertrechado de verdaderos especialistas en la lucha de guerrillas, ya que dentro de su staff de guerra cuenta con la experiencia de un senil general que a base de gritos y graznidos transmite las ordenes e indicaciones que dicta el tirano; ordenes que no tienen otro objetivo más que causar temor y zozobra entre quienes sobreviven laboralmente en ese campo de concentración, prohibiéndoles el consumir alimentos y bebidas en las instalaciones so pena de tomar medidas drásticas.

Otro elemento que juega un papel importante es la presencia de La Matahari, una mujer entrada en carnes que juega un rol de inteligencia y cambio de señales con el tirano a quien le provee información de los posibles riesgos o atentados que pudieran estarse gestando en su contra entre los cautivos y aterrorizados empleados; su misión es la división y enfrentamiento entre los trabajadores ante el beneplácito de quien cree tener el control, también y como en la época del imperio romano, el dictador cuenta con su bufón de cabecera, en este caso una dama con algunas primaveras a cuestas que su labor se circunscribe en recrear y divertir al tirano con sus chistes y vocabulario irónico hacia las víctimas o prisioneros de guerra laboral, logrando con ello el solaz esparcimiento del tirano que todo aplaude y festeja de las ocurrencias de alguien sin sentido pero que sabe perfectamente que su labor va encaminada a desalentar el espíritu libertario de las víctimas y a entretener al tirano.

Hay otros elementos que cumplen de igual manera un rol dentro de este maquiavélico estado de guerra permanente, pero por su bajo perfil no es digno de mencionarlos ya que si bien es cierto están conscientes que si no acatan o se someten a los caprichos del tirano dictador pueden perder su estatus de protegidos y convertirse en una victima más de la ira de quien cree contar con todos los pelos de la burra en la mano.
De este problema los altos mandos no han querido, al parecer, tomar decisiones firmes que vengan a subsanar y desactivar la crisis que hoy agobia al Instituto Estatal de Radio y Televisión, posiblemente han optado por dejar pasar el tiempo con el razonamiento que éste todo lo resuelve pero a veces esta estrategia no resulta del todo eficaz cuando los hoy “prisioneros” de ese campo de concentración laboral han llegado al límite de sus fuerzas y pudiera correrse el riesgo que registre una asonada y que la plaza sea tomada por quienes hoy son víctimas.

La función de la radio cultural y la televisión debe ser aprovechada por el Estado para difundir obviamente la obra de gobierno, pero también para que las señales que por estos dos medios se transmiten a través de las hondas hertzianas e imágenes sea aprovechada para difundir lo que nuestras máximas casas de estudio está haciendo en temas tan importantes como la docencia y la investigación, que sirva también para dar cobertura a las iniciativas o al trabajo legislativo que realizan nuestros representantes en el Congreso, lo mismo en temas tan en boga como el nuevo sistema penal en voz de los propios jueces y magistrados, en el deporte el justa difusión y reconocimiento a los logros de nuestros atletas, en lo cultural difundir el trabajo que se realiza no solo en las instituciones públicas sino también en los talleres particulares donde existe un gran semillero de talentos que requieren apoyo, en lo social, enterar a la población de los nobles programas que ejecuta el lado amable de toda administración como lo es el DIF, contar con programas de debate serio entre intelectuales, artistas, periodistas, políticos, cámaras empresariales, líderes sociales etc.

Hay un gran rezago producto de la inercia y falta de voluntad por elevar el nivel de audiencia y captar el interés del público, pero lamentablemente se da más importancia a programas de muy bajo nivel en donde se privilegia la música sinaloense que acapara casi en su totalidad los tiempos en radio y los fines de semana se suma la televisión, no por eso se deben de eliminar estos espacios de tiempo a estas expresiones musicales, pero tampoco que solo se privilegie que las 24 horas del día la computadora de la radio se programe para este tipo de género.

La muestra de que hay cambios que la ciudadanía reconoce positivamente por parte del titular del poder ejecutivo estatal que están a la vista, como el ser el primer estado en el país en que los funcionarios de primer nivel están obligados no solo a presentar su declaración patrimonial sino también su declaración de conflictos de interés, decisiones importantes que dan certidumbre y confianza que va encaminada a combatir la corrupción, pero estas medidas no solo deben tener alcance hacia las personas, también las instituciones deben ser alcanzadas con medidas que tengan como objetivo hacerlas más eficientes de acuerdo a los nuevos tiempos y que cumplan con el fin para los cuales fueron creados, ya es tiempo que tengamos una radio y televisión a la altura de las exigencias, que cumpla a cabalidad con su función social, ni más ni menos. ¿Échese ese trompo a la uña?.

Para cualquier comentario, duda o aclaración, diríjase a abcdario_@hotmail.com

SOBRE EL CABRESTO

El Gobernador de Estado, Carlos Mendoza Davis, al reunirse con el Director en Jefe de la Agencia de Servicios a la Comercialización y Desarrollo de Mercados Agropecuarios de SAGARPA (ASERCA), reitero su compromiso de apoyar a los productores de Baja California Sur para que logren una comercialización exitosa de sus productos, y puedan acceder hacerlos a más mercados nacionales e internacionales. Recordó que Baja California Sur cuenta con una vocación ancestral derivada de la pesca y la agricultura, que se debe no sólo conservar, sino fortalecer, pues en la gente que se dedica a ellas están nuestros orígenes…..Salud.