El “benefactor” * “Don” Eduardo

Los Cabos, es considerado dentro de los cinco destinos turísticos más importantes del país que ubican a México dentro de los 10 países más visitados en el mundo, destino predilecto de turistas nacionales e internacionales, no solo por sus playas sino por la calidad de su gente y la cercanía con otros puntos turísticos para disfrutar y conocer.

A últimas fechas este paradisiaco destino se ha visto afectado por la delincuencia; un crecimiento desmedido de su población, deficiencia de infraestructura y un   influyentismo que se ha apoderado de esta mágica tierra de nombres y apellidos que hoy manipulan una industria evaluada en miles y miles de millones de dólares disfrazada con la máscara del desarrollo, inversión y progreso; como la omisión y la corrupción en sus sectores de representación tanto económico como político a quien tienen en sus nóminas y cobijo de poder; en este tenor estaremos señalando con meridiana puntualidad quiénes, cómo, cuánto y cuáles son, las muchas afectaciones derivadas de estas malas prácticas del uso abusivo del poder en beneficio de unos cuantos.

Datos claros que muestran la cara real de los encumbrados que a nombre del desarrollo han pasado por alto leyes, reglamentos, disposiciones, costumbres y la dignidad de un pueblo lastimado que solo ve pasar las oportunidades de tener una calidad equitativa de vida y que tiene que conformarse con un humilde trabajo que le provea lo indispensable para subsistir, un pueblo ya cansado por un estado de derecho que cada vez es más vulnerado. ¡Pero en BAJALANDIA eso no es importante porque si cometes un delito menor eres un criminal perooooo!!!!!! “sí robas tierra, playas y eres ecocida mediante el amedrentamiento, el influyentismo, la manipulación de las autoridades y el capricho, entonces eres EMPRESARIO HOTELERO y terminas financiando elecciones gubernamentales”.

Como es el caso de El Hombre Real Estate 2006; “don” Eduardo Sánchez-Navarro, quien según por más de 20 años ha incrementado la plusvalía de estas tierras en un 2 mil por ciento; bueno, de sus tierras que algún día fueron de sudcalifornianos quien por engaños, necesidad o temor vendieron sus patrimonio sin pensar que hoy son propiedades de un extranjero gracias a este vende patrias, una práctica muy apegada a los Sánchez Navarro — de sangre y estirpe española– quienes en la invasión americana (hay registros) de haber apoyado tanto al gobierno invasor (Estados Unidos) como al de Santana, para mantener sus latifundios, según Charles H. Harris III, de la Universidad Estatal de Nuevo León, quien en 1975 publicó el libro; “El Imperio de la Familia Sánchez Navarro 1765-1867”.

Vorazmente se ha apoderado del destino manipulando el desarrollo a su más perverso interés de seguir amasando su poder económico y político sin importar poco los daños colaterales como buen sicario empresarial de alta alcurnia con una investidura cada vez más desprestigiada por asumirse como el mandamás del pueblo olvidando por completo que las reglas del juego en el mundo de los negocios se aplican a todos por igual; como se lo han demostrado una y otra vez donde su mano “empresarial” ha intervenido digamos en el Estado de México con Grupo Casa Y Questro o con su juguetito GAP (Grupo Aeroportuario del Pacifico) burlándose de la Ley de Mercado de Valores en contra de grupo México o con las múltiples demandas de Ecocidio interpuestas por Green Peace y Grupos Ambientalista Locales y lo más bajo de todo los llamados hechos por los residentes de la comunidad pesquera de La Playita, quienes han venido recibiendo agresiones violentas e intimidaciones porque se niegan a venderles sus propiedades.

En fin, en este Municipio el hablar del apellido Sánchez Navarro es hablar de un grupo de secuaces que participan en todo tipo de mesas de decisión, empresarios y políticos como buena mafia, dispuestos a entregar su reputación y prestigio a nombre del patrón y sus intereses; importándole un carajo el destino; como lo aprobado en diciembre del 2015 por el cabildo EL VISTO BUENO PARA LA MODERNIZACIÓN AL TRAZO CARRETERO, sino habría que preguntarle al GALLITO MARINO que le arrasaron sus zonas de anidación a pesar de ser una especie que está en peligro de extinción, para poner en su lugar dos grandes hoteles que apropósito si se investiga encontraremos algunas irregularidades en sus permisos y licencias de construcción, Al ESTERO DE SAN JOSÉ quien agoniza porque hoy en su lugar se encuentra una marina de todo lujo matando su brazo norte y reduciendo en un 30 % su capacidad y vida, ACCESOS A PLAYAS negados y predios vendidos a grandes desarrollos que hoy impiden ver el hermoso paisaje y la afectación a desarrolladores que por no ser compadre, cómplice, socio, amigo o mínimo conocido de “don” Eduardo, secuaces o su delfín político, (Senador de la República, el panista Juan Alejandro Fernández Sánchez Navarro), no tienen derecho a desarrollar en Los Cabos aún por encima de los derechos consagrados en nuestra Constitución Política. Por eso más se aclama en voz alta que en los Cabos hace falta poner en práctica el legado de un verdadero don, Don Benito Juárez García y así ponerle un alto a Eduardo Sánchez Navarro como lo hizo con sus latifundistas y diezmeros ancestrales.

Son muchas las voces que hoy callan y murmuran, pero el día que se escuchen pondrán ordenen y exigirán respeto por su dignidad y por su tierra. ¿Échense ese trompo a la uña?.

Para cualquier comentario, duda o aclaración, diríjase a [email protected]