Crítica incómoda

ABCdario

Por Víctor Octavio García

 

No se si sea para bien o para mal que la película que se trasmite en BCS sea en blanco y negro; sin críticas, contrapesos, oposición ni nada de nada. Aún así la crítica incomoda, ¡y vaya! que incomoda. La semana pasada, el alcalde de facto de Mulegé, Pedro Osuna, desde su inventado puesto de “asesor” de la presidencia municipal de Mulegé, lanzó una apuesta “cubiletera” a Felipe Zuñiga, periodista crítico de esa administración, a quien en medio de la peor desvergüenza retó a probar sus críticas o de lo contrario lo amenazó con no cubrirle el finiquito que debe pagarle la actual administración que “encabeza” Cecilia López. No en balde, algunos Ayuntamientos de plano han tenido que recurrir a la ley mordaza y en no pocas ocasiones a financiar burdas campañas mediáticas de defenestración contra regidores como en Los Cabos y en Mulegé, para aplacar a quienes alzan la voz ante el mal manejo que se le da a temas y procedimientos que deben de pasar por los Cabildos bajo un riguroso apego a la ley, de ahí que han tenido que soportar feroces campañas de linchamiento político a través de los medios de comunicación. ¡Vaya intolerancia!.

Una mala señal en la transición que estamos viviendo. Y es que más allá del innoble fin de acallar voces inconformes para gobernar a base de caprichos y por instintos hay que alentarla la crítica, reforzar los contrapesos y estimular a la oposición. Seguir viendo el estado exclusivamente en blanco y negro, desde una perspectiva plana y lineal, no creo que ayude hacer buenos gobiernos ni a dar mejores resultados. La cuestión, el quid del asunto es que hay que hacer entender a algunos alcaldes y funcionarios que la crítica ayuda hacer mejores gobierno y sobre todo, a legitimarse en el ejercicio del poder. Más aún cuando vienen de un proceso electoral que dejó serias dudas de sus triunfos en las urnas, qué mejor oportunidad de legitimarse en el ejercicio del poder.

Sin críticas, contrapesos ni oposición, no hay gobiernos que se resistan a la tentación del autoritarismo, los abusos, excesos y las extralimitaciones. Abreviábamos al inicio de esta entrega, que un “don nadie” como Pedro Osuna, haciendo alarde de un “poder que nadie le ha dado”, reta, apuesta y emplaza a ciudadanos críticos no de su gobierno, sino de la administración municipal donde cobra por el febril desempeño de una función que ni siquiera esta contemplada en la ley orgánica municipal, solo por el hecho de ser esposo de la actual alcaldesa, lo que a todas luces violenta la ley de responsabilidades de los servidores públicos a través de un claro conflicto de interés y que además, a la vista de propios y extraños, cobra como director de la API en Santa Rosalía.

Aunque el referente de prácticas autoritarias e intolerantes bien puede partir de los Ayuntamientos, también en el Congreso local se presentan este tipo de expresiones anticlimáticas. En la sesión de anteayer martes, el diputado Alfredo Zamora, del PAN ¿ó de que otro partido? presentó una singular iniciativa de decreto de reforma al artículo 286, en el que se adiciona el párrafo segundo a fin de castigar con cárcel a directores y maestros que condicionen la inscripción de alumnos con el cobro de cuotas. El desacato a una simple norma administrativa, castigarse con cárcel ¡habrase visto!.

Es lamentable que el Secretario de Educación Pública en el estado recurra a este tipo de medidas coercitivas valiéndose de un correligionario de partido sumamente limitado, sin visión ni sensibilidad políticas, solo para elaborar leyes a modo que lo hagan respetar y obedecer. ¿Acaso no ganaron con una amplísima diferencia de votos que les da suficiente legitimidad para hacerse respetar y obedecer, no con cárcel y persiguiendo directores y maestros como lo plantea el diputado Zamora, sino con el ejemplo y la ley en la mano?.

Y más lamentable sería que la “propuesta” de tan aventajado y preocupado legislador tenga relación con su anticipada y calenturienta pre campaña por la alcaldía de La Paz para el 2018, en la que de entrada delinea los “ejes” claves de lo que sería su gobierno; un gobierno meramente electorero de ¡cárcel! ¡cárcel! y más ¡cárcel!, Algo o mucho de eso esconde la insólita propuesta legislativa del diputado Zamora, porque su avanzada y revolucionaria “propuesta” fue magnificada en algunos espacios de opinión como si se tratara de un nuevo “pacto social”.

En suma, a Pedro Osuna, Héctor Jiménez Márquez y Alfredo Zamora los identifican no su origen y filiación partidista, –que sería mucho pedir en un estado donde impera el oportunismo político y la ausencia de militancia partidista–, sino su actitud retrógrada, perversa y ajena a los postulados democráticos que debían enaltecer su trabajo como servidores públicos. Pero todo lo contrario, son renegados de clase, esquiroles, y para que la cuña apriete tiene que ser del mismo palo; Jiménez y Zamora, maestro y alumno, pertenecen a la misma mafia que se enquistó en el PAN, y sus actuales cargos son viles negociaciones en contra de la propia militancia, la que se soba el lomo en las campañas para que logren ganar tipejos de esta calaña, y utilicen el poder público en contra de los intereses generales de los sudcalifornianos. Así cómo, pues?.

Para cualquier comentario, duda o aclaración, diríjase a abcdario_@hotmail.com

 

SOBRE EL CABRESTO

El Ayuntamiento de La Paz, encabezado por el alcalde, Armando Martínez Vega y la Secretaria de Trabajo y Previsión Social representada por su titular, Gustavo Hernández Vela-Kakogui, firman convenio de colaboración conjunta a fin de explorar estrategias conjuntas que permitan potencializar más y mejores empleos para los paceños……..El alcalde de La Paz, Armando Martínez Vega, recibió en su despacho de palacio en la calle de Carabineros, al Sr. William A. Ostick, Cónsul General de los Estados Unidos en Tijuana, con quien coincidió trabajar conjuntamente en temas de interés común..….En la sesión del Senado efectuada ayer, el senador Ricardo Barroso, llevó ante el pleno un Punto de Acuerdo que exhorta a la Profeco a realizar verificaciones, y en su caso, sanciones correspondientes a aquellas empresas que comercialicen latas de supuesto abulón, que en realidad contengan otro molusco distinto a éste. No más comercialización de abulón falso……Salud.