ABCdario / Virar…A la derecha o a la izquierda

Por Víctor Octavio García

Seguramente Ricardo Barroso tendrá que comenzar a deshojar la margarita en los próximos días sí vira a la izquierda o vira a la derecha con un “8.9 por ciento” que trae o conserva como capital político que no lo trae ni el mejor posicionado de los que “suenan” para la gubernatura del estado; un insignificante “8.9 por cierto” –número simbólico que le otorgan sus virtuales aliados y adversarios– que podría ser decisivo para que el PAN se quede o se vaya del estado o termine de llegar Morena a BCS.

En el informe del gobernador Carlos Mendoza Davis por más que se esperaron señales no hubo y estas nunca llegaron en torno de quién será el abanderado por el blanquiazul a la gubernatura, lo que intuye que el “fiel de la balanza” no termina de realizar la más delicada de sus evaluaciones en relación a su sucesor, y sigue midiéndole el agua a los camotes. Y es que en las últimas semanas se ha hablado de una posible alianza con el PRI donde el dos veces ex candidato priísta a la gubernatura iría como abanderado a la alcaldía de La Paz, un acuerdo de facto que le permitiría al PAN competir con fuertes posibilidades de retener o conservar la gubernatura del estado, tal idea no convence a los panistas puros, sin embargo solos no tienen posibilidades de conservar o retener el poder.

En Morena el partido como tal trae buenos números pero no traen buenos candidatos, de ahí que también embone el dos veces ex candidato priísta a la gubernatura, justamente en el nicho de la alcaldía de La Paz, donde en una alianza de facto con Víctor Castro o Leonel Cota podría ser decisivo para quedarse con la ansiada gubernatura; Morena como partido trae un fuerte posicionamiento por la marca López Obrador lo que con un mal candidato o una alianza desairada podrían hacer la diferencia entre la derrota o el triunfo; ninguno de los actuales aspirantes de Morena a la gubernatura ganan por sí solo, tiene que buscar y hacer alianzas a extra muros del partido, y hoy más que nunca el candidato tendrá mucho que ver en las expectativas de triunfo o derrota de su partido en las elecciones de 2021.

Veamos. En Campeche Morena trae todas las canicas, 68% de las preferencias, sin embargo con Layda Sansores como candidata cambian las expectativas; de acuerdo a proyecciones de Mitofsky, si la candidata es Layla Sansores se desfondan y pierden la gubernatura; en BCS y en el resto de las gubernatura que estarán en disputa en 2021 corren la misma suerte, donde el candidato o candidato contarán mucho y tendrán que generar y ofrecer garantía de triunfo desde el momento mismo que sean ungidos, y eso es posible con las empatías que generen por sí mismos y su capacidad para armar alianzas y acuerdos fuera del partido, por si solos tampoco ganan.

En tales escenarios se moverá el dos veces ex candidato del PRI a la gubernatura del estado deshojando la margarita si vira a la derecha o vira la izquierda, en un estado de harta incertidumbre política, de indefiniciones y excesivos miedos, justo donde un humilde e insignificante “8.9 por ciento” de empoderamiento político marcará la diferencia. ¡Qué tal!.

Para cualquier comentario, duda o aclaración, diríjase a victoroctaviobcs@hotmail.com