ABCdario / Maquiavelo


Por Victor Octavio García

  • De la duda, duda queda

A estas alturas de un pésimo juego de vencidas políticas sin anotaciones para los diputados golpistas de Morena PT tras 7 meses de parálisis del poder legislativo y sesiones del congreso canceladas preguntó a renglón seguido, ¿a quién beneficia o perjudica el pasmado diferendo legislativo, a Morena, al gobernador o a Ramiro Ruiz?; los tres sujetos responsables pueden salir beneficiado pero también pueden salir perjudicados de una crisis legislativa a capricho; la pregunta sigue vigente y sin repuesta ¿Quién de los tres se beneficia?.

Este jueves que desayune con la Dip. Milena Quiroga –cosa que hago de vez en cuando– no tocamos el tema del congreso porque el tema agendado era el agua, el plan hídrico del estado, de suerte que las interrogantes siguen revoloteando en mi desparpajada cabeza sobre el desastre que priva en la cámara local editado ahora como una intriga, como una duda que en duda queda. Vamos por partes.

Después que un Juez federal declaró ilegales y sin efectos las presidencias del congreso nombradas del 17 de marzo a la fecha –presidencias de periodos ordinarios y periodos permanentes, incluyendo la última presidencia espuria que se agandalló Ramiro Ruiz– tomaron la graciosa decisión de cancelar las sesiones de congreso; ha podido más su soberbia e ignorancia que enmendar la plana regresando a la sesión de congreso interrumpida el pasado 17 de marzo, rectificar en los nombramientos y renuncias que hicieron fuera de la ley de funcionarios del poder legislativo y cambios en la presidencias permanentes que el hecho mismo de reconocer con humildad y oficio político que obraron mal arrastrando a la XV legislatura al terreno de la ilegalidad con sesiones de congreso, acuerdos, decretos y dictámenes sin sustento jurídico y ni reconocimiento oficial.

En política los caprichos se pagan y se pagan caro, hoy después de 7 meses de parálisis legislativa las consecuencias son desastrosas para unos y para otros, pero más para la “mayoría” golpista de morenista y PT que se pegaron un tiro en el pie; merced a sus rabietas, berrinches, caprichos y soberbia irán a esta elección con una ley electoral –reglas del juego– aprobada por los panistas en la pasada legislatura; es evidente pues que los morenistas mal entendieron, mal concibieron y mal administraron su supuesta “mayoría”, mayoría que solo ha servido para saciar la sed de ambición, poder y dinero de un solo personaje; el dip. Ramiro Ruiz Flores.
Reanudaran las sesiones de congreso hasta el 27 de octubre atenidos y confiados en que la SCJN falle a su favor, la cuestión es ¿Quién les garantiza que así será cuando han sido ellos y solo ellos los que arrastraron a la LV legislatura al interregno, a un escenario donde no hay ley ni supremo?, que tal si en lugar que la SCJN no falle a su favor los desafuere por intransigentes y por desacatos; han sido renuentes a restablecer la sesión de congreso que ellos mismos abortaron nombrando una nueva presidencia del congreso, un nuevo presidente de la junta de gobierno y coordinación política, un nuevo auditor y dos oficiales mayores ora que sí que por sus pistolas; la narrativa sobre los “juicios políticos” que también perdieron se cuenta sola.

En suma, BCS sigue sin congreso con diputados berrinchudos que les vale un cacahuate los sudcalifornianos, que solo piensan y velan por sus intereses personales, que tienen secuestrado el poder legislativo, que le han quedado mucho a deber a BCS, que privilegian sus intereses personales por encima del bienestar de los sudcalifornianos etc., insisto ¿a quién beneficia y a quién beneficia su actitud belicosa, caprichuda y soberbia?, a quién.

¡Échense ese trompo a la uña!.

Para cualquier comentario, duda o aclaración, diríjase a victoroctaviobcs@hotmail.com