ABCdario / Frente aliancista


Por Víctor Octavio García

Ora sí que como dice la “palomilla”, está por hacerse la machaca en el frente aliancista; cierto con algunos “prietitos en el arroz” que nunca faltan, la alianza avanza, desde luego que la mejor alianza es con la sociedad, con los ciudadanos de a pie, y es allí donde hay que abrevar sin descuidar que la “forma es fondo” como decía Jesús Reyes Heroles.

Y en eso de “definir” candidaturas comunes, que es tema de “fondo”, si las “formas” se descuidan más allá de lo predecible los resultados serán desastrosos, ya por falta de oficio político, ya por intereses encontrados o por mala leche; construir una alianza demanda entrega y humildad, conocimiento, olfato y sensibilidad políticas así como altura de miras que no vienen indexadas en las encuestas, los números por sí solos son fríos, híbridos, insustanciales, de allí que los análisis deben entrarse a como es el sapo es la pedrada, es decir irán a las candidaturas quienes tengan mejor perfil y traigan más canicas.

En el caso del PRI los empoderamientos están focalizados en tres aspirantes que a su vez conservan el voto príista que aún queda, muchos o pocos, en nichos igualmente focalizados; Tony Manríquez, Ricardo Barroso y Juan Alberto Valdivia, fuera de ahí el terreno es plano en un partido que sobrevive sin existir, y si a esto se le suma el avasallamiento de candidaturas, la falta de voluntad y oficio políticos, dejadez y ausencia de propuestas, los propósitos podrían tornarse en despropósitos.

Un PRI resuelto a jugar con nuevas alineaciones sin propuestas y sin alternativas poco o nada abona en la construcción de un frente aliancista con ánimo de triunfo, ojala se impongan las mejores proyecciones y los mejores criterios de justeza y razón como ocurre en el PAN, PRD, Renovación Sudcaliforniana y Partido Humanista, cada uno haciendo lo que les corresponde sin dejar de lado que cada partido tiene sus asegunes que para efectos prácticos y en función de alturas de miras, es lo de menos.
Lo importante es que jueguen limpio y legal, con referentes reales y no ficticios o inflados, de ahí que deben leer el momento, interpretar con serenidad y seriedad las encuestas y lo más importante, cuidar que no se desgrane la mazorca (estampidas o desbandadas), como las lecturas que dejo el descarte –muy lamentable por cierto– de Isidro Jordán Moyrón, que si bien movió el cuadro no provoco fracturas ni desbandadas.

Hasta hoy la alianza va bien, los “filder’s” han sido cuidadosos y saben qué es lo que quieren, a lo que van, garantía más que suficiente para arribar a puntos de acuerdo común, a consensos plenos entre las cinco fuerzas políticas que integran el frente aliancista PAN, PRI, PRD, PH y PRS; lo que hay que cuidar o cuidarle las manos es a los grupos de interés, al agandalle ramplón y a las poses triunfalistas y de autosuficiencia; que ni el grupo del Valle se quiera pasar de listo ni los panistas se queden con todo el pastel. ¡Échense ese trompo a la uña!.

Para cualquier comentario, duda o aclaración, diríjase a victoroctaviobcs@hotmail.com