ABCdario / ¡Aguas! Mineras al acecho

Por Víctor Octavio García

 

Acabo de leer en el portal de BCS Noticias, el anunció de la construcción de un mega rancho ecoturístico de 21.736 hectáreas con una inversión de 322 millones de pesos en la sierra de Las Cacachilas; la noticia por sí misma no tiene nada de malo ni de especial de no ser por dos cosas que se cruzan intempestivamente en el camino; en esa sierra (Cacachilas) existe oro y otros minerales de acuerdo a varias exploraciones realizadas en la zona y dos, gran parte de la sierra es propiedad de Cristy Walton, dueña de la cadena de tiendas Walton; sí esto no le dicen nada ¡Aguas!.

De acuerdo a la información publicada este jueves, la construcción del mega rancho ecoturístico se llevará 10 años para desarrollar 21.736 hectáreas realizando desmontes selectivos y reposición de la vegetación de la zona, así como la perforación de tres pozos para garantizar el abasto de 50 mil metros cúbicos de agua dulce, mientras el acalde de La Paz, lejos de aplicarse en el tema del abasto de agua y buscar la forma de blindar el acuífero para garantizar el suministro del vital líquido a la ciudad, cabildea con una empresa particular la compra de agua desalinizada (carísima) para surtir diversas colonias de la periferia de la ciudad.

Hasta donde se sabe, el alcalde de La Paz ha hecho buenas migas con Cristy Walton, dueña de la sierra de Las Cacachilas y benefactora de grupos ambientalistas como Nipajará; la señora Walton tiene sembrados fuertes intereses mineros en la sierra de Las Cacachilas, justo la sierra que alimenta el acuífero que irriga el próspero valle de Los Planes; curiosamente la nota omite los nombres de la empresa o personas promoventes del mega rancho ecoturístico que tendrá una inversión de 322 millones de pesos y una vida útil de 100 años.

MIA (Manifestación de Impacto Ambiental) y no los promoventes del proyecto ¡vaya sorpresa! dice, que “el proyecto no demanda mucho personal, sin embargo, aquellos que sean requeridos serán contratados en la región. También se establece que todos los materiales serán adquiridos en los establecimientos de las ciudades de El Sargento, La Ventana, San Juan de Los Planes y La Paz”; el clásico engancha bobos; imagínese la oficina de Manifestación de Impacto Ambiental que autoriza los permisos de impacto ambiental adelantando albricias; esto huele mal; el alcalde de La Paz, fiel a su costumbre, guarda silencio y Semarnat, adelantándose a los hechos ofrece cuentas de vidrio.

Ojalá el alcalde de La Paz se ponga las pilas y asuma un compromiso serio y responsable con los paceños aplicándose en una profunda revisión de este mega proyecto que de entrada le quitará 50 mil metros cúbicos de agua al valle de Los Planes; que blinde la zona vía Plan de Desarrollo Municipal y revise minuciosamente a través de las oficinas que tienen que ver con autorizaciones de nuevos proyectos, las coordenadas de tan ambicioso proyecto, en el entendido que la ciudad capital el suministro de agua es escaso y requiere para efectos de nuevos desarrollos y crecimiento poblacionales garantizar el abasto de agua.

Es tiempo de asumir compromisos y ver con mayor seriedad el problema del agua en La Paz –y en todo el estado–; no se trata de frenar o ponerle trabas a nuevos desarrollos sino hacer valoraciones de cara a la cruda realidad; ver costos beneficios y no irse de cabeza a primeras de cambio; hay numerosas construcciones nuevas de hoteles y zonas habitaciones sin saber a ciencia cierta de donde obtendrán el agua y los servicios básicos para atender la creciente demanda; ya es hora de que se pongan a planear porque el pasado no existe y el futuro pertenece a las nuevas generaciones. ¡Qué tal!.

Para cualquier comentario, duda o aclaración, diríjase a [email protected]